ESQUELETOS DE CHOCOLATE. RECETA DE HALLOWEEN

viernes, 25 de octubre de 2013

Estas galletas las he visto en Pinterest, y ha sido verlas y no poder resisitirme a hacerlas. Han sido un poco más difíciles de decorar de lo que parecían, pero viendo el resultado, creo que ha valido la pena.
A mis hijos les han encantado, y estoy deseando ver las caras de mis sobrinos cuando las descubran. Para las galletas de chocolate, he utilizado la receta que utilizo siempre, que no lleva huevo y que están buenísimas. Vamos con la receta:
INGREDIENTES
  • 250 grs. de Mantequilla sin sal
  • 135 grs. de Azúcar fino
  • 1 c/c de Aroma de vainilla
  • 1 Pizca de sal
  • 280 grs. de Harina de repostería
  • 70 grs. de Cacao puro sin azúcar
Abreviaturas: c/c: cuchara de café
PARA LA GLASA Y DECORACIÓN:
  • 10 grs. de albúmina en polvo
  • 60 ml. de Agua
  • 500 grs. de azúcar glass
  • 1/2 c/c de aroma de Vainilla
  • Fondant negro
ELABORACION
Para esta masa, no necesitamos utilizar azúcar glass, podemos moler el azúcar en un robot de cocina o un molinillo de café de los de toda la vida.
Comenzamos batiendo la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar fino, y le añadimos la vainilla.
Tamizamos la harina con el cacao y la pizca de sal, y poco a poco se la vamos añadiendo a la mezcla de mantequilla y azúcar. Seguimos batiendo hasta que la masa se haga una bola y se desprenda de las paredes del bol.
Amasamos para quitarle todo el aire a la masa, y la extendemos entre 2 láminas de papel de hornear, y estiramos con un rodillo hasta que la masa nos quede con un grosor de 6 mms.
Enfriamos la masa estirada al menos 1 hora.
Pasado este tiempo, cortamos con el cortador  de muñeco de jengibre, enfriamos 15 minutos para que conserven la forma y horneamos a 160º C durante 10-12 minutos.
Para elaborar la glasa, mezclamos la albúmina en polvo con el agua y el aroma de vainilla,montamos con ayuda de unas varillas, añadimos el azúcar glass tamizado. seguimos batiendo hasta que tenga la consistencia que necesitamos.
Delineamos primero las galletas y vamos rellenando la zona de la calavera con la glasa de relleno, un poco más diluida que la glasa con la que hemos delineado las galletas.
Dejamos secar, y colocamos unas bolitas de fondant negro en los ojos y la boca.
Y estos son los terroríficos esqueletos :



Terroríficos no sé si son, pero están deliciosos, y quedan estupendos para decorar la mesa. Prometo enseñaros más recetas de Halloween la próxima semana.¡ Feliz fin de semana!