GALLETAS DECORADAS: BUHOS DE LA SUERTE

miércoles, 7 de agosto de 2013

Ya sé que este verano estoy publicando menos recetas, y es que a veces los días no me llegan. Aún no he disfrutado de mis vacaciones, así que a partir de la próxima semana que las comience prometo publicar más a menudo.
Estas galletas las he hecho para alguien muy especial, como regalo de cumpleaños: mi madre, a la que le gustan mucho los búhos. Pensando en hacerle unas galletas originales, y después de ver varios tutoriales en algunos blogs, me he animado con estos búhos.
INGREDIENTES
  • 150 gr. de Mantequilla a Tª ambiente
  • 75 grs. de Azúcar glass
  • 1/2 c/c. de aroma de vainilla
  • 1/2 Cuch. de sal
  • 250 grs. de Harina
PARA LA DECORACION:
  • Fondant de colores
  • Sirope de maiz
  • Rotulador negro comestible
ELABORACIÓN
Mantenemos la mantequilla a Tª ambiente 3-4 horas para que se ablande. Cuando esté blanda, la mezclamos con el azúcar glass tamizado poco a poco, batiendo con varillas para que se mezcle bien y no haga grumos.
Tamizamos  la harina con la sal y la  incorporamos poco a poco, mientras mezclamos con las varillas y cuando no podamos amasar a mano hasta obtener una bola de masa.Envolvemos en film y enfriamos en la nevera al menos 1 hora para que la mantequilla se endurezca.
Transcurrida esa hora, estirar la masa con un rodillo, procurando que nos quede uniforme , de un grosor de 0.5 cm, para que todas las galletas tengan el mismo grosor y se horneen por igual.
Cortar con el cortador que hayamos elegido, yo he utilizado 2 cortadores redondos para darles forma, y colocamos encima de una placa de horno forrada con papel de hornear.
Introducimos en el horno precalentado a 160º C y horneamos entre 8 y 10 minutos. Es muy importante que no se pasen de ese tiempo, porque si no se quedarían muy duras, y se oscurece el color.
Sacamos del horno, dejamos que el horno se enfríe con la puerta abierta unos 15-20 minutos y volvemos a meterlas en el horno apagado unos 5 minutos para que queden crujientes.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.
Para la decoración, he utilizado fondant de distintos colores: blanco para los ojos y las alas de algunos, amarillo para los picos y las patas y fondant azul y burdeos para los cuerpos de los búhos.
He comenzado por extender el fondant blanco, y con ayuda de una boquilla de manga pastelera, he ido recortando círculos blancos. Les he pintado las pupilas con ayuda de un rotulador comestible y los he dejado secar.
Para cubrir las galletas, he cortado el fondant extendido muy fino con los cortadores redondos que he utilizado para las galletas, los he ido pegando con ayuda de un pincel y un poco de sirope de maíz, y le he hecho las plumas con ayuda de una esteca.
Les he puesto los ojos, los picos, las patas y las alas y los he dejado secar. Y este ha sido el resultado:


Galletas búhos

A mi madre le han gustado tanto, que le da pena comerlas. Con las cantidades que os he puesto, salen unas 30 galletas. 

1 comentario:

  1. De la suerte y de la muerte de hambre. Bonitos y deliciosos.

    Besos.

    ResponderEliminar

¡ Gracias por vuestros comentarios! Me animan a seguir compartiendo recetas y me hacen mucha ilusión.