ESTONIAN KRINGLE

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Ya sabéis que me gusta buscar nuevas recetas para sorprender, este es uno de esos dulces típicos de estas fiestas en el norte de Europa, en muchos países suele elaborarse para los desayunos navideños. Yo me he adelantado a la Navidad, y la hemos disfrutado en un desayuno de domingo.
Tiene una corteza crujiente y el interior blandito, como la masa de brioche. La he rellenado con pasas y nueces, pero si no os gustan se pueden sustituir por avellanas, frutas confitadas.... Os cuento cómo la he elaborado:
INGREDIENTES
PARA LA MASA:
  • 1 Yema de huevo
  •  30 gr. de mantequilla a Tª ambiente
  •  30 gr. de azúcar glass
  •  1 pizca de sal
  •  300 gr. de harina de fuerza
  • 120 ml. de leche
  • 15 gr. de levadura de panadería fresca
PARA EL RELLENO
  • 60 grs. de azúcar moreno
  • 50 grs. de mantequilla a tª ambiente
  • 50 grs. de pasas y nueces
  • 2 c/c de Canela en polvo
PARA EL GLASEADO:
  • 20 grs. de clara de huevo
  • 50 grs. de Azúcar glass
ELABORACIÓN
En un bol, ponemos el azúcar glass, la leche templada con la levadura disuelta y la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos bien con unas varillas y añadimos la yema de huevo. Batimos hasta que la masa sea homogénea.
Agregamos la harina de fuerza tamizada con la sal y mezclamos bien, hasta que nos quede una masa blandita, amasamos hasta formar una bola y dejamos reposar dentro de un bol, tapado con film y dejamos que la masa suba 1 hora. Como siempre os digo, yo la dejo dentro del horno apagado, para que las corrientes y los cambios de temperatura no le afecten.
Pasada esa hora, la masa habrá doblado su volumen, la estiramos en la encimera enharinada con ayuda de un rodillo, hasta obtener un rectángulo de aproximadamente 40 x 50 cm. Para el relleno, mezclamos la mantequilla templada con el azúcar moreno y la canela , hasta que tengamos una pasta. Cubrimos con esta mezcla el rectángulo y espolvoreamos con las pasas y nueces troceadas. Os muestro una foto:


Enrollamos la masa hasta obtener un cilindro, con un cuchillo bien afilado, cortamos a lo largo el cilindro hasta llegar a 2 cm del borde. Formamos una trenza y unimos los extremos para que no se despeguen.Precalentamos el horno a 180º C.


Yo he puesto en el centro un aro de emplatar ligeramente aceitado, para que conserve la forma redonda. Ponemos la rosca en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear y horneamos durante 20-25 minutos, ya sabéis que cada horno es diferente.
Para el glaseado, batimos la clara de huevo con el azúcar glass, hasta que quede una glasa espesa. Enfriamos sobre una rejilla, espolvoreamos con azúcar glass y glaseamos al gusto.



En mi casa no ha pasado del desayuno del domingo, así que la próxima vez doblaré las cantidades para hacer 2. La corteza crujiente y el interior blandito con las pasas, las nueces y el sabor a canela, hacen que el desayuno se convierta en un festín.
 Con esta receta Participo en el Carrusel de Blogs de Las Cosas Ricas de Gaby

7 comentarios:

  1. Madre mía que rico! Tiene una pinta deliciosa, en mi casa va a encantar. Un beso. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  2. Te quedo fantastico ii que onaday que gusto poder tomar a la merienda un buen pedazo....Besss

    ResponderEliminar
  3. Delicioso Evam te ha quedado genial, es una verdadera delicia!
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Evam, te ha quedado fantástico, es una verdadera delicia!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  5. que bueno!! tiene una pinta super deliciosa ¡¡
    besitos y feliz navidad

    ResponderEliminar

¡ Gracias por vuestros comentarios! Me animan a seguir compartiendo recetas y me hacen mucha ilusión.